La importancia de la continuidad ante la transición


Por Emmanuel Durán Meneses

Director General

Sistema Estatal DIF


Fue en febrero de 2018, la primera vez que escuché de la Iniciativa Regional de Cooperación Educativa Pro Jóvenes Centroamericanos en situación de riesgo. Pude percatarme del entusiasmo con que sus promotores la presentaron y de la acogida favorable con que el gobierno de mi estado la recibió. Reconozco y valoro en el Gobernador del Estado, Tony Gali y en la Presidenta del Patronato del Sistema Estatal DIF, Dinorah López, su enorme calidad humana y el cariño con que llevan a cabo sus labores.


Me entusiasmó que Puebla, fuera punta de lanza en esta estrategia innovadora, pero sobre todo humanitaria, que además es ejemplo a nivel Latinoamérica. La sociedad civil organizada (Puente Ciudadano, A.C.) y la academia (CIDE Centro de Investigación y Docencia Económicas) eligieron este estado para ejecutar el proyecto, necesitaba localizarse, es un enorme compromiso y un tema de socios.


La cooperación educativa requiere la cuidadosa selección de sus actores: poderosos aliados y financiamiento. Además de la selección de becarios que realizó Fe y Alegría en cada país, ya se contaba con la entidad receptora en lo académico; la labor que ha desempeñado el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP) en este proyecto es encomiable. Son ellos quienes se encargaron de evaluar a los 51 preseleccionados de Guatemala, Honduras y El Salvador y quienes reciben a diario en sus planteles metropolitanos a los 12 estudiantes.


El financiamiento de diez becas, sin duda, contribuye a la construcción de la estrategia. La estancia de los becarios y su solvencia económica se garantiza con el apoyo mensual a las familias de acogida. En ese sentido, fomentamos la cultura de transparencia y rendición de cuentas.


Para seleccionar a las familias receptoras, a los poblanos comprometidos, que dieron rostro humano a la iniciativa, el Sistema Estatal DIF elaboró la convocatoria, pero además, replicó la nueva narrativa de este proyecto de cooperación con familias, organizaciones e instituciones. El objetivo es ayudar, creer y compartir esperanza con nuestros vecinos del sur. Demostrar que los valores de solidaridad e igualdad se viven en Puebla.


He experimentado que las familias de acogida han tejido una verdadera red de apoyo, compuesta de cariño, tolerancia, disciplina y cuidados. Definitivamente su labor amorosa, protectora y constante es el ingrediente fundamental para la formación de los jóvenes y las señoritas. Su experiencia será la mejor recomendación para reclutar más familias que reciban otros becarios el próximo ciclo escolar.


Esta suma de esfuerzos, inicia y termina con ciudadanos alrededor de los jóvenes promesa y merece continuar porque valora el esfuerzo de las familias de origen, de los becarios, de las familias de acogida, de las instituciones y de las organizaciones. Destaco la poderosa fortaleza de las familias de origen, quienes aun extrañando a sus jóvenes, siguen firmes en la intención de apoyarlos para que logren sus objetivos de superación académica y crecimiento personal.


Está en marcha la primera parte del proyecto con el grupo de pioneros y con el oportuno acompañamiento de Fundación Juconi Mexico, A.C. Aún hay camino por recorrer, este equipo piloto debe concluir el bachillerato con éxito para todos y debe sentar las bases para que en agosto de 2019 llegue el segundo grupo de becarios, se seleccione y capacite al siguiente grupo de familias de acogida y se apoye al siguiente grupo de familias de origen.


Aprovechar el trabajo realizado y los esfuerzos de cada grupo involucrado, además de seguir invirtiendo, se traduce en asegurar el éxito de la iniciativa que recién despegó.

PUEBLA SIGUE es la frase que ha dado continuidad a las administraciones de coalición de los últimos 8 años en el estado de Puebla, se trata de la visión y el proyecto de futuro compartido y respaldado por la ciudadanía.