Familias de acogida y representantes de Conalep comprometidos con Jóvenes Promesas


Lusvin García, guatemalteco de 16 años de edad, beneficiario de Jóvenes Promesas relata su experiencia en este proyecto y agradece a todas las instituciones que hicieron posible "lo que solo no podemos". Beatriz Calderón, maestra jubilada que le recibió como familia de acogida en Puebla, reconoce el esfuerzo del DIF estatal y comparte su vivencia apoyando al adolescente centroamericano. Por último, José Gallego, director de Conalep Puebla I señala la importancia del proyecto y se comprometen a seguir impulsando el desarrollo académico de jóvenes centroamericanos.