El Curso de Invierno fue una experiencia para convivir y unirse como centroamericanos



Las salvadoreñas Josselyn Ramírez Palma y Marjorie Martínez Mejía, beneficiarias del programa Jóvenes Promesas, hablan acerca de su experiencia en el Curso de Invierno impartido en el Instituto de Oriente, en Puebla, en la que tuvieron una serie de actividades como kick boxing, baile, gimnasio, zumba, entre otras. Marjorie destaca que fue una forma de convivir y de unirse como centroamericanos. Mientras que Josselyn resalta que le agradó viajar y aprovechar sus vacaciones en algo productivo y benéfico para la salud.