Por Elio A. Villaseñor

Director de Puente Ciudadano, A.C.

Los jóvenes y las instituciones involucradas en el programa de Jóvenes Promesas nos sentimos parte de esta gran iniciativa y cada día le ponemos mucho entusiasmo para que todo camine con buenos resultados. La aportación permanente de Fe y Alegría, las familias de origen, las familias de acogida y las instituciones involucradas le dan fortaleza al programa y van creando los mecanismos de coordinación.

En este boletín daremos a conocer los distintos esfuerzos realizados en cada país, quienes participan a través de talleres y espacios de convivencia para construir una nueva narrativa de amistad, cooperación y solidaridad. En esta buena práctica, cada día descubrimos nuevos campos de avances y también desafíos en el terreno de la educación y la vinculación interactiva entre Centroamérica y México.

La gran tarea del programa de Jóvenes Promesas es visibilizarlo y seguir fortaleciendo la experiencia para que otros actores y ciudadanos de pie conozcan y se apropien del programa de cooperación educativa.

 
 

Por Juana Beti Calderón Guevara

Familia de acogida de Lusvin Noé

Familias de acogida de Puebla, de la primer generación de la Iniciativa Regional de Cooperación Educativa Pro-Jóvenes promesas de Centroamérica, vaya, para ustedes todo el reconocimiento por el gran compromiso que están ejerciendo día a día con los 12 jóvenes de este hermoso proyecto que el gobierno del estado de Puebla en 2018 puso en marcha, con la firme convicción de consolidar de manera visionaria la cooperación educativa en favor de los jóvenes que hoy, se han convertido en sus hijos e hijas; y que es un acompañamiento multidisciplinario en casa, escuela y en las diferentes actividades que realizan.

Hoy podemos decir que se han gestado historias de vida en torno a la convivencia diaria en las familias de acogida y que sin duda alguna están siendo el mejor testimonio de que sumando esfuerzos y voluntades sólidas se puede lograr una sinergia con impacto social que servirá de precedente para las nuevas familias.

Es importante mencionar  que este proyecto tiene como grandes pilares a instituciones sólidas y visionarias como: Puente Ciudadano A.C., Fundación JUCONI  (Junto con los Niños), Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Instituto Oriente de Puebla A.C., quienes han puesto el cimiento de este proyecto.

Y seguramente la consolidación de los esfuerzos colegiados se estará reflejando en la culminación de las carreras profesionales  técnicas  que  hoy cursan los jóvenes en los distintos planteles del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP) en Puebla, que es una institución líder en la formación de Profesionales Técnicos en México, que cursan programas reconocidos por su calidad y basados en el Modelo Mexicano de Formación Dual (MMFD), que a los alumnos les permiten egresar con competencias laborales y valores sociales para ser competitivos en el mercado laboral y continuar estudios superiores, y así sumar curricularmente mejores perfiles y fortalecer el capital humano que ya forma parte indiscutiblemente de ellos.

Como familia de acogida, puedo mencionar que ha sido un privilegio y una experiencia maravillosa el ser parte también del programa al tener en casa a Lusvin Noé García de Guatemala, quien estudia Electromecánica Industrial, actualmente está por concluir el 2° semestre de la carrera, donde se ha destacado como un alumno sobresaliente en cada una de las 9 materias curriculares, obteniendo un excelente promedio académico.

También está incursionando en la disciplina de karate, a los 4 meses de preparación logró obtener el grado de 9° kiu cinta amarilla, posteriormente en el campeonato estatal 2019 obtuvo medalla del primer lugar en la rama de kata y medalla del segundo lugar en la rama del kumite en la categoría cintas blancas-amarillas menos de 68 kilogramos 16-17 años.

Lusvin se ha integrado plenamente en el contexto social de la familia de acogida siendo ya parte importante de ella, considerando que él tiene un carisma excepcional y por ende muy buena conversación le ha permitido socializar los valores de su familia de origen, sus costumbres, tradiciones y cultura, de la cual se siente sumamente orgulloso.

Él ha puesto en alto aquí en Puebla a la Fundación Fe y Alegría de Guatemala (Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social), ya que es egresado de tan maravillosa escuela.

Ahora ha adoptado a Puebla como un segundo hogar y lo ha respetado como ciudadano. Se interesa mucho en conocer el cultivo del café y sus procesos, así como las regiones indígenas, sus lenguas, tradiciones y cultura. El pan tradicional de Puebla es para él un gran halago al paladar.

 

Por Karen Avendaño y Jacobo Vaides Rangel, acompañantes del Programa en Guatemala

Mirna Deras y Yuri Aranda, acompañantes en Honduras

Guillermo Soto S.J., acompañante en El Salvador

Estamos llegando al año de la partida de los 12 jóvenes centroamericanos que gracias a la Cooperación Educativa estudian en el CONALEP de Puebla, México. Como países centroamericanos hemos afianzado las relaciones y nos apoyamos para acompañarlos y que se sientan seguros y confiados.

Los tres países, Guatemala, El Salvador y Honduras entendemos acompañamiento[1] como:

Este acompañamiento se ofrece a las familias de origen para que ellas también se sientan apoyadas y puedan manejar de mejor manera la ausencia de sus hijos e hijas. Implica varias acciones que cada país implementa de acuerdo a los tiempos que considere mejor. Dentro de las acciones que se realizan están:

  • Comunicación constante de doble vía entre las personas que lideran los procesos desde las organizaciones del gobierno de Puebla en Ciudad de México y los acompañantes por país en la región Centroamericana.

  • Acercamiento con las familias de origen con la intención de mantenerlas informadas de las situaciones que acontecen en el programa dentro del cual están siendo protagonistas sus hijos. Ésto a través del uso de las redes sociales y de manera presencial en reuniones esporádicas en las que al final se comparte un almuerzo o refacción.

  • Seguimiento constante de los avances y las lecciones aprendidas por parte de los jóvenes a través del uso del Facebook, WhatsApp y correos electrónicos, motivándoles en todo momento a seguir aprovechando esta experiencia que a mediano plazo revertirá en beneficio propio y de sus familias.

  • Desarrollo de actividades en las comunidades educativas de donde son originarios los “jóvenes promesas”. En éstas se vincula a los equipos directivos, docentes asesores y líderes comunitarios para dar a conocer los logros y las experiencias que los chicos están generando en la ciudad de Puebla y el CONALEP.

  • Socialización del programa “Jóvenes Promesas” con las distintas redes y organizaciones con las cuales hace incidencia pública Fe y Alegría en Centroamérica.

  • Construcción de un plan de seguimiento regional para el mayor acompañamiento del programa y los jóvenes que participan en el mismo.  

[1] Acompañamiento (Abril, 2011). Hacia la comprensión del acompañamiento. Centro de reflexión y planificación educativa (CERPE). 

Estar con el otro, apoyándolo con amor y respeto en el encuentro consigo mismo. Es situarse al lado del otro como compañero de camino, estableciendo relaciones profundas y respetuosas de diálogo, relaciones de compañía que permitan crecer y compartir recíprocamente, sin que cada uno deje de ser lo que es.  

 

Por Pilar Salazar

Enlace del Programa Jóvenes Promesas en Puente Ciudadano, A.C.

 

 

 

 

 

 

 

Don Arturo, nuestro guía en Xanenetla nos explicaba un mural donde se aprecia el rostro de una mujer con cabellos en forma de cables. Los chicos inmediatamente conectaron con éste y decidimos tomar la foto ahí. Relatos como estos son los que buscamos construir día con día en la división operativa del programa Jóvenes Promesas.

Durante la semana del 22 al 27 de abril, los jóvenes participaron en una serie de actividades que tuvieron como objetivo brindarles herramientas de expresión. Aprendieron la técnica del esténcil, realizaron un mapa corporal en donde plasmaron sus sentimientos, recuerdos, personas y lugares importantes. Conocieron el barrio de Xanenetla y sus murales que cuentan historias del lugar y de su gente. En un taller impartido en el Museo del Ferrocarril, compartieron leyendas populares de cada país y lo plasmaron en un collage.

 

Durante esta semana, tuve el privilegio de convivir profundamente con mujeres jóvenes decididas a ser quienes son y a alcanzar sus metas. Conversé con hombres jóvenes que se construyen sin miedo a soñar y a esforzarse por alcanzar aquello en lo que creen, pero también con doce jóvenes que se preguntan cosas, que a veces se confunden, y aún con ello no tienen miedo a preguntar, aprender y escuchar.

 

Nos preguntamos juntos el sentido de la vida, de la existencia misma, y a veces bromeamos e intercambiamos memes. Cada encuentro es una excusa para seguir encontrando similitudes y diferencias culturales, para aprender el uno del otro.

 

Nos asumimos como personas construidas a base de historias y memorias: historias que implican el rescate de un perrito, porque aún somos capaces de sentir, historias de lagos y lugares que remontan al hogar, de abuelas y abuelos que han encaminado los pasos, nombramos personas que están o nos dejaron, a padres y madres valientes dispuestos a ver a sus hijos crecer. Notamos que somos el resultado de los libros que hemos leído, de las canciones que nos alegran o nos ponen tristes. Estamos hechos de miedos y tristezas, pero también de alegrías y de mucho amor.

 

Las redes de solidaridad van tejiéndose, con los retos que implica la labor de conjuntar doce personalidades líderes, pero ellos tienen la certeza de que, aún con estas diferencias, están todos en el mismo barco, son compañeros y van juntos en esta aventura.

 

Este mural representa a las madres. Como toda madre, busca a sus hijos, les perdona todo y los echa de menos cuando están lejos. Las madres siempre están abiertas a sus hijos, no importa lo que ellos hagan, la madre siempre está dispuesta a recibirlos, y los llama, ‘Hijo, ven.’ Entonces, sus cabellos representan esa conexión que tiene con sus hijos. Ustedes que ahora están fuera de su país, seguro la sienten.