1/2

Por Elio A. Villaseñor

Director de Puente Ciudadano, A.C.

Un año ha pasado desde que los Jóvenes Promesa se incorporaron al Programa de Cooperación Educativa Regional. Entre los distintos actores se ha formado un entorno de empoderamiento que considera a los jóvenes, a sus familias de origen y a sus tutores, sin dejar detrás a las distintas instituciones que venimos acompañando.

Los esfuerzos de cada actor que participa en el programa se manifiestan al enfrentar las situaciones que se van presentando, pero también al proponer alternativas que nos permiten salir adelante como equipo. Esta iniciativa tiene como una de sus metas que los jóvenes construyan nuevos proyectos de vida donde se muestre su compromiso personal hacia sus comunidades y países de origen. En donde, a su vez, todos los otros actores reafirmen el compromiso colectivo hacia los jóvenes, generando en el conjunto: lazos de solidaridad.

En este proceso se abren nuevos espacios de intercambio de distintas visiones sobre los acontecimientos en la región, como también se participa en foros y en talleres. Buscamos que Jóvenes Promesas tenga la mayor viabilidad y se pueda ir convirtiendo en una experiencia piloto para construir una nueva narrativa de cooperación y solidaridad en la región.

 

Por María del Pilar Salazar Barrales

Puente Ciudadano, A.C.

Vacaciones… Es el tiempo fuera de la vida cotidiana que nos permite reconectar con aquello que no tenemos tiempo de hacer en la vida regular, de conocer nuevas cosas y de emprender nuevas aventuras. Para nuestros Jóvenes Promesas, la oferta de verano inició con un seminario de arte marcial conocido como Wing Chun. Parte de la filosofía de este arte es que las personas que lo practican juntas son consideradas familia. Como familia, honran la tradición, no pelean, se respetan como iguales y generan lazos de colaboración.

Este seminario fue la antesala de Smart City Expo Latam Congress, al cual los jóvenes fueron invitados a participar por el exgobernador de Puebla, Tony Gali. En esta expo y congreso, los jóvenes pudieron conocer y reflexionar sobre iniciativas en materia de tecnologías para mejorar la experiencia en las ciudades: desde luminarias y semáforos inteligentes, hasta softwares desarrollados con fines forenses.

Se realizó un taller de productos ecológicos, en donde aprendieron a hacer jabón, shampoo en barra y desodorante natural, todo realizado siempre de manera colaborativa, pues el proceso así lo ameritó. El taller de Fotografía y Periodismo, aunque express, implicó descubrir una herramienta de expresión, pero también la posibilidad de transformar la realidad a partir de la lente.

Sin embargo, también hubo momentos de distensión. Para celebrar el fin de las actividades escolares, los jóvenes tuvieron la idea de cocinar cada uno un platillo típico de su país para compartirlo en un picnic informal. Un buen sábado nos reunimos a probar enchiladas en sus variantes salvadoreñas y hondureñas, chow mein y rellenitos guatemaltecos. También participamos en la elaboración de empanadas de plátano y frijol. Cada uno de ellos elaboró su platillo con mucho orgullo nacional. Fue un momento en donde la interculturalidad se hizo evidente, descubrimos similitudes en la gastronomía de los cuatro países, platicamos de recetas y estilos culinarios personales y, sobre todo, comimos delicioso.

En fin, las vacaciones tuvieron de todo, y esperamos que les hayan sido provechosas a nuestros jóvenes. La intención de estos talleres es abonar a su desarrollo personal mientras amplían su panorama de oportunidades. La temporada de vacaciones está llegando a su fin. Los jóvenes están listos para regresar a clases. Tienen el mayor de los compromisos, sus esfuerzos y metas claras. Como instituciones y actores clave, nos toca seguir acompañándolos.

 

Por Katya Rivera Juárez

Anthony Boquin Izaguirre

Jóvenes Promesas

Fue muy bonita la experiencia que todos tuvimos en el Smart City Expo Latam Congress, pudimos observar muchos proyectos innovadores que son buenas ideas para hacer de nuestras ciudades lugares más seguros, modernos y en donde haya más facilidades. Algunos de los proyectos como lo es el alumbrado público es una idea excelente, porque propone mejoras al encenderse en determinado momento, incluir cámaras de vigilancia y monitorear desde cualquier parte. Tanto en El Salvador como en Honduras podría usarse en una zona oscura que el municipio deja en el olvido, es tan necesario porque muchas personas transitan por ese lugar de noche cuando vuelven de sus trabajos.

También nos llamó la atención una aplicación médica con la que se puede hacer un chequeo al paciente sin necesidad de estar en el mismo lugar que su doctor, proporcionándoles el resultado ya sea de sus placas u otro procedimiento. Además, nos agradó ver proyectos sobre remodelar o hacer más bonitas las áreas verdes del país, de convertir un lugar en un pequeño parque, o poner algunas bancas para que las personas con sus familias y sus mascotas puedan disfrutar un momento ahí, ofreciendo diversidad de estilos e ideas para hacerlo.

Otras cosas interesantes fueron las ideas sobre reciclaje y cero contaminación, como la implementación de autos, motocicletas, bicicletas y scooters eléctricos (hay que mencionar que las bicicletas y scooters se proponen para la renta y no para que las personas adquieran uno propio). Sin embargo, hay algunas cosas que se deberían considerar, como las luces LED en las motocicletas, porque si quieren expandirse a otros países deberían saber si su producto cumple o no con las leyes de cada país. También sería importante tomar en cuenta si el precio de un producto es accesible para cada habitante del país donde lo presenten, no sólo para unos cuantos: por cada persona que puede pagar hay muchas otras que no.

En fin, algunos proyectos, ideas o productos son interesantes y sería importante que se pusieran en práctica o en venta en nuestros países, por ejemplo, para la reducción de la contaminación. Nos agradó escuchar sobre el compromiso que tienen estas personas al hacer posible este congreso para-con nuestras ciudades alrededor del mundo, de cómo sus ideas pretenden dar solución a diversas problemáticas sociales, no quieren quedarse con los brazos cruzados.

 

Por Natalia Godínez Bohórquez

Familia de acogida de Ana Sofía Ábrego

En diciembre del año pasado llegó Sofía Ábrego a formar parte de nuestro hogar. Ha sido una experiencia hermosa, me ha dado momentos de gran satisfacción, compartimos aquellos instantes en la comida y cena principalmente, siempre entre risas, música y charlas. Tener esta energía en casa es divertido.

 

En nuestra casa hay un espacio dedicado para impartir cursos de mindfulness o atención plena para jóvenes de 13 a 18 años, así que cuando Sofía llegó la invité a tomar el curso de 8 semanas, que consiste en aprender diferentes estrategias y técnicas para aprender a estar en calma, lidiar con el estrés y desarrollar el agradecimiento.

 

Después de algunas reuniones con las familias de acogida me di cuenta que el curso podía ser útil para los Jóvenes Promesas, ya que todos a su manera están enfrentando retos, situaciones nuevas, cambios: si ya el mero hecho de salir de tu casa para ir de vacaciones puede generar estrés, ahora imagina insertarse a una nueva familia, un nuevo país, comer cosas nuevas, aprender nuevos estilos de vida, reglas, mantener un promedio y seguir lidiando con los cambios de la adolescencia. Es necesario tener un acompañamiento emocional, que de por si las asociaciones están haciendo, pero también los jóvenes pueden tener recursos y herramientas propios para aprender a gestionar sus emociones, observar sus pensamientos sin dejarse arrastrar por ellos, reconocer el estrés en su cuerpo y saber cómo ser resilientes ante la adversidad.

 

En este verano invité a los jóvenes a tomar el curso Para, respira y se. Mario, Marjorie y Josselyn asistieron, creo que fue una experiencia enriquecedora para ellos, sus comentarios sobre el curso fueron positivos.

 

El programa Jóvenes Promesas es muy inspirador, poder ser parte como familia de acogida me hace sentir muy agradecida y útil, algo de lo más importante en mi vida es poder ser de beneficio a otros, espero que este esfuerzo aporte algo a este mundo que a veces me sorprende con su violencia e ignorancia.

 

Ser parte como familia de acogida y ver cómo cada vez más vamos comprometiéndonos con los jóvenes, con su futuro, de estar ahí para ellos, me motiva mucho, ver cómo somos una gran comunidad, que estamos pendientes de todos los jóvenes.

 

También en este verano ha estado Katya con nosotras, es muy grato verla con Sofía compartir, platicar y reír. Otro de los jóvenes como Yojan ha hecho visitas rápidas al venir con Sofía a cocinar para la convivencia de comida centroamericana. En suma, me da mucho gusto ver que también Cristian y Jairo son jóvenes muy alegres, agradecidos, con una sensibilidad distinta, están mucho más abiertos y se vuelven cada vez más independientes, van creciendo y aprendiendo, que finalmente es uno de los propósitos del programa.

 

Me encantaría que, en futuras ediciones del curso de mindfulness, vinieran los chicos que no lo han tomado y poder seguir aportando a su desarrollo.

 

Por Diohema Anlleu

Karla Ambrosio

Marco Ortíz

Comisión Regional de Procuración de Fondos de Jóvenes Promesas

Día con día los doce Jóvenes Promesas Centroamericanos demuestran ser estudiantes de excelencia en el CONALEP de Puebla, capaces de lograr aprovechar al máximo sus estudios y ser verdaderos actores de transformación social.

Garantizar el término de su bachillerato y el seguimiento de su proyecto de vida es parte de los compromisos de las instituciones promotoras de este programa de cooperación educativa. Por ello creamos la campaña #SembrandoFuturoMesoamérica, donde tu donativo puede ayudar a que los doce estudiantes continúen y concluyan sus estudios con la calidad y la tranquilidad que merece cualquier niña, niño y adolescente en nuestras propias familias.

La campaña está publicada en Twitter, Facebook, Instagram y WhatsApp. Te invitamos a conocerla y compartirla para que más personas se sumen a la causa y juntos sembremos un mejor futuro en la región a través de la educación. Encuéntrala en los canales de @puenteCAC @juconimexco @feyalegriahn @feyalegriaSV y @feyalegriaGUA​

 

¡Apoyar a los #JóvenesPromesas es muy sencillo! 

Sólo entra al link https://www.jovenespromesas.net/donativos y da clic en el botón de PayPal. Puedes hacer tu contribución en pesos o en dólares, a través de una tarjeta de crédito o débito, o a través de una cuenta de PayPal.

Si lo prefieres, puedes hacer una transferencia electrónica a Puente Ciudadano A.C., donataria autorizada en México, a través de la cuenta bancaria 00112052083 BBVA Bancomer o de la ClaBe 012180001120520830.

Tu donativo es deducible de impuestos. Puedes escribir al correo donativos@puenteciudadano.org y con gusto responderemos tus dudas y sumaremos tus propuestas.