Título oficial.png
portada.png

Puente Ciudadano, A.C.

Hay una frase que reza “cada final es un nuevo comienzo”. Se usa tanto y en tan diversos contextos y circunstancias, que a veces si se le oye por ahí, pasa un tanto inadvertida, incluso, nos puede llegar a parecer cliché. Pero si se piensa ¿Qué nos dice de fondo esa frase? Tal vez podríamos descubrir, que lo que nos plantea, es una manera de mirar y entender la vida. Nos propone abrazar los finales y recibirlos como una oportunidad de continuar escribiendo nuestras historias. Los finales entonces trascienden, porque la experiencia vivida, nos acompaña en forma de aprendizaje en nuestro andar por el mundo.

En esta etapa se encuentran nuestros Jóvenes Promesas, a punto de concluir su preparatoria y con esto, su paso por este proyecto de cooperación educativa. Sin embargo, los procesos formativos que se han detonado a partir de esta experiencia individual y colectiva, seguirán tomando forma a lo largo del tiempo.

En este número, hacemos una recuperación de algunas reflexiones que diversos actores del proyecto hacen en torno a la idea del retorno o el regreso de las y los jóvenes a sus lugares de origen. Mismas, que estaremos profundizando en los números siguientes de nuestra publicación.

Contemplando el camino recorrido.png
camino recorrido.png

Por Miguel Molina

Fe y Alegría Honduras

 

Parece que fue ayer que iniciábamos el proceso de selección de las y los candidatos para “una beca en México”. Y después de varias semanas, finalmente logramos que 12 jovencitas y jovencitos de El Salvador, Honduras y Guatemala fueran quienes iniciaban un largo camino de tres años de estudios. Ahora dos años y medio después, nos estamos acercando a que estos “Jóvenes Promesas” culminen sus estudios en Puebla.

 

Todas las organizaciones que hemos sido parten de este proceso, nos sentimos orgullosas de la manera tan sobresaliente con la que han realizado estos años de estudios. No sólo por la calidad de sus calificaciones, que son muy altas, sino y, sobre todo, por su temple ante las adversidades, por su esfuerzo en adaptarse a los diferentes escenarios, por su empeño en ser líderes positivos ante sus compañeros y por no olvidarse nunca de dónde vienen.

 

Y justo de esto se trata estas líneas, de evidenciar que el retorno se acerca. Y durante estos años las chicas y los chicos han cambiado, están más altos, más guapos, son más maduros y su manera de ver el mundo es otro. Acá sus familias de origen les extrañan, nosotros como organizaciones soñamos con sus sueños y nos ilusionamos porque el futuro será muy exitoso, no sólo para Ellas y Ellos, sino también para las comunidades de dónde salieron. Algunos seguirán estudiando y otros iniciarán su vida laboral. Pero lo que sí estamos claros, es que queremos seguir siendo parte de esta aventura… Desde ya, bienvenidas y bienvenidos a casa.        

Tiempo de retornar.png
WhatsApp Image 2021-01-13 at 14.29.07 (1

Por Juana Beti Calderón

Familia de acogida

Como familia de acogida de un gran proyecto “Jóvenes Promesas” que dio vida a sueños, expectativas y sobre todo, a una gran visión de sinergia educativa, de 12 Jóvenes de Guatemala, El Salvador y Honduras, para realizar sus estudios de educación media superior, aquí en la Ciudad de Puebla. Hoy estamos en la recta final para concluir y consolidar el objetivo fundamental del proyecto; como familia de acogida puedo considerar que las expectativas fueron superadas, por las bondades que se generaron en el desarrollo del proyecto, además de haber logrado estupendas oportunidades de formación y crecimiento de los jóvenes; ahora observamos  el empoderamiento que estos chicos y chicas han adquirido y que les servirá de soporte para su vida futura y/o universitaria.

Los aprendizajes fueron  mutuos, como familias de acogida aprendimos de las culturas de nuestros países hermanos, aprendimos con los jóvenes una nueva narrativa de esfuerzos y transformación social, así como de los valores inculcados por sus padres y madres. Aprendimos abrir los brazos y nuestros corazones.

Es tiempo de retornar con sus familias de origen y disfrutar de ese calor de hogar que los esperan con ansias. Estoy segura que llevarán proyectos para emprender y desarrollar en un futuro más que inmediato, y México es una opción educativa que les ofrece grandes oportunidades para sus proyectos, si así lo deciden.

Vaya para todos ustedes nuestro reconocimiento, por atreverse a trasformar el temple de los triunfadores.

Este proyecto además de tener vida, tiene rostros los cuales son los pilares que han sustentado esta visión educativa, me permito con todo respeto nombrar algunos de ellos, no sin antes agradecer y reconocer a cada uno de los han intervenido en él y siguen de pie para concluir su cometido.

Gracias a: Puente Ciudadano A.C., CIDE, Centro de Investigación y docencia económica, A.C., Fundación Fe y Alegría de los 3 países ya mencionados, a las familias de acogidas que hoy continúan con su estupenda labor de amor y solidaridad de manera conjunta.

Materializando procesos.png
WhatsApp Image 2021-01-13 at 14.29.07.jp

 

Amanda González  y Arturo Villaseñor

Puente Ciudadano A.C.

Jóvenes Promesa es un programa que se enfoca en el desarrollo de destrezas que son y serán determinantes en el ámbito personal, social y laboral como son las habilidades socioemocionales. Al ser una población que llegó a México, y en específico a la Cd. de Puebla, entre los 15 y los 17 años, esto resulta fundamental; ya que no sólo se profesionalizan en cada una de las disciplinas que escogieron en el CONALEP, sino que se les brinda un abanico de aprendizajes que van adaptándose de acuerdo con los intereses y necesidades que han surgido a lo largo de estos dos años y medio.

Por ejemplo, los principales retos durante el primer semestre se enfocaban en la adaptación al sistema educativo; a la comida (cuidado con el “pica poco”); o el uso del transporte público (cuidado con los asaltos). Después de un año, se abrió la posibilidad de presentar sus experiencias interculturales en una mesa de diálogo con académicos y otros estudiantes en la Universidad Iberoamericana Puebla. Es decir, ha sido un reto tanto para los Jóvenes Promesas como para la Coordinación central, pero hemos crecido juntos y nuestro compromiso hacia los jóvenes y sus familias se ha fortalecido.

Desde la coordinación, consideramos que “la comunicación, el trabajo colaborativo, la empatía y la interacción, son algunos de los elementos que constituyen las habilidades socioemocionales, las cuales son valiosas para responder a contextos cambiantes”. Es así como, durante este último semestre, nos enfocaremos en el desarrollo de estas aptitudes y talentos, relacionadas tanto en la persona (ser) como en su ámbito laboral o académico.

El programa está diseñado para brindar apoyo económico a los jóvenes hasta que concluyan su bachillerato técnico. Por lo que, la continuidad de los estudios universitarios, ya sea en su país de origen o en México, dependerá de los jóvenes y sus familias. 

Es importante recalcar que, el surgimiento de la propuesta se relaciona con la situación de extrema pobreza y violencia estructural en Centroamérica, donde la población más afectadas son las niñas, niños y adolescentes.

La migración en la subregión de los países del norte de Centroamérica y México ha sido fuente de prosperidad, intercambios, entendimiento y vínculos desde los tiempos del florecimiento de las grandes civilizaciones mesoamericanas. Esta iniciativa ha sido una oportunidad para estrechar los lazos históricos entre los países participantes, para generar puentes de cooperación en el amplio marco del desarrollo y para que, mediante sociedades más justas, igualitarias y sostenibles, la migración sea una opción y no la única salida al alcance de la mano. Es creciente el consenso de que los procesos migratorios no pueden abordarse solo desde el punto de vista nacional y que requieren un enfoque regional y una gobernanza multilateral.

EN MEMORIA.png

Con todo nuestro cariño, respeto y admiración 

 

Cuando nos despedimos de alguien a quien queremos mucho, el alma se nos parte. Cuando vemos partir a un ser querido de esta vida a la otra, deseamos alargar el último segundo para no dejar de escuchar su voz. Reconocer la muerte de quien amamos es lo más difícil que uno puede padecer en la vida, para los que nos quedamos atrás; no así, para quien se va. Es lo mas bello y bonito, porque al fin se encontrará con su formador y creador… El amor puro.

Te fuiste y nos dejaste en medio del tiempo, pero ahora ya no te hará daño. Puedo jurar que te fuiste sabiendo que te amamos, así como te amaron cuando llegaste un veintiuno de septiembre del año de mil novecientos sesenta y siete. No podremos negar que iras con nosotros caminando como lo hacías antes. Caminaremos por las veredas y el bosque para observar el amanecer y oler la fragancia de la tierra húmeda en las primeras lluvias.

Nos regalaste tu vida, tus secretos y el amor que siempre llevaremos por dentro. En nuestros recuerdos te llevaremos y constantemente veremos en nuestro interior tu sombra que tanto nos ha marcado.  Y por donde quiera que vayamos te vamos a encontrar, porque allí tu sombra podremos ver.

Sin título-1.png